domingo, 26 de enero de 2014

El Suplicio de una madre


Joan Crawford yacía enferma en su cama en 1946 cuando recibió su Oscar como MEJOR ACTRIZ por su papel en EL SUPLICIO DE UNA MADRE "Mildred Pierce".

Ganar el Oscar fue el final culminante de un muy largo camino que vivió Joan Crawford en el cine y para el papel de Mildred Pierce.

Fue el primer papel protagonizado de la Crawford para la Warner Bros. después de dejar la MGM, y uno por el que tuvo que luchar para conseguirlo. Ella finalmente ganó el papel cuando otras actrices lo dejaron ir y Crawford brilló en la prueba de pantalla.

“Ya sea que los votantes de la Academia me estaban dando el Oscar a mí, sentimentalmente, por 'Mildred' o por 200 años de esfuerzo, al infierno con eso - me lo merecía”, dijo a los periodistas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario